20 de abril de 2021

ESCARDONES DE PORTE EN LA ARENERA DEL FARO

Aunque las expectativas no eran alentadoras porque el corno no aparece y el escardón se está yendo, aprovechamos las buenas condiciones climáticas y de mar de este sábado y domingo para intentar la pesca en playas del sur. Con grata sorpresa, pudimos dar con pejerreyes de extraordinario porte, algunos de ellos cerca de los 500 gramos de peso.

Es cierto que el pique no fue sostenido a lo largo de ambas jornadas porque la especie hizo pasadas y la acción se dividió en intervalos cortos, aunque muy efusivos. Tanto el sábado como el domingo durante la mañana -en plena bajante- hubo algo de respuesta aunque lo más fuerte estuvo cerca del mediodía ni bien comenzó el repunte: allí se dieron los escardones de mejor porte, con ataques que hicieron ilusionar a más de uno con la posibilidad de obtener algún colita amarilla.

A diferencia de lo que pasó el sábado, donde la tarde permitió redondear una interesante cuota, el domingo apareció la lluvia y debimos desertar. Vale destacar que los «flechas de plata» se sectorizaron bastante (la arenera no rindió parejo en todo su frente costero) pero a juzgar por el contexto de época y temperatura del agua (cerca de los 9 grados) ambas jornadas cumplieron con creces.

La línea quebrada marcó la gran diferencia encarnada con camarón preparado y filet de magrú. Los lances debieron ser lo más corto posible, sobre todo durante la mañana donde hubo que lidiar con la correntada norte-sur. Utilizamos anzuelos número 4 y 5, lo que permitió derribar otro mito: los grandes también se enganchan con anzuelos chicos.

Aunque todavía no tenemos una bola de cristal, quizás estemos hablando de las últimas pinceladas del pejerrey escardón en esta rara y corta temporada 2020 de pandemia. Es que si bien el tan esperado corno no aparece, las condiciones climáticas pronosticadas para la semana que entra nos hacen creer que quizás haya que dar vuelta la página y enfocarse en las especies de variada que están por venir.