17/01/2021
pesca de lenguados

LENGUADOS A FULL EN LA BOCA DE MAR CHIQUITA

Sigue la buena faena de chatos en ese tradicional pesquero. Aunque los resultados fueron parejos, la mejor cancha para pescar fue la del lado de CELPA, dado que del sector de Mar Chiquita había mucha piedra en el fondo descubierta y complicó con el enganche. Contra todos los pronósticos, el pique se dio muy temprano en la mañana con la marea y cuando comenzó la pleamar salieron los ejemplares más grandes.

Una buena cantidad de pescadores se dieron cita este sábado en la albufera de Mar Chiquita, principalmente en la boca, lugar típico por excelencia para la pesca del lenguado. Todo este panorama, motivado por los excelentes resultados que la especie viene mostrando en esa zona de manera sostenida. Los milímetros de agua caídos semanas atrás y la salida de agua dulce a través de los canales y arroyos que aportan a la laguna vienen garantizando un buen movimiento de agua.

Según informó uno de los corresponsales de Info Pesca MDQ en el lugar, Luis Salazar, muchos «chateros» buscaron hacer sus intentos sin cruzar; es decir que lo hicieron desde el lado de Mar Chiquita. El problema central radicó en que tanta movida de agua cambió el fondo, descubrió las piedras y complicó muchísimo el enganche. Al punto tal de que muchos decidieron requerir los servicios de cruce que hay en el lugar para poder pescar del lado de CELPA.

Con el final de la marea, cerca de las 6 de la mañana, comenzaron los primeros piques de lenguados de medianos a chicos, muchos de ellos con devolución. Contra todos pronósticos, los de porte más grande se dieron con el inicio de la pleamar: con agua ingresando a la laguna. El sector que mas rindió fue a la altura de la bandera, de ambos lados (desde Marchi, donde está la garita del guardavidas).

Las cerca de veinte cañas que allí se apostaron lograron una pesca más que entretenida, con ejemplares de variado porte, muy peleadores. Incluso en cercanías (laguna adentro) pudieron divisarse varios botes que también obtuvieron resultados interesantes. La especie se mantiene activa, presente en toda la zona de desembocadura de la albúfera y permite, desde hace varias semanas, una pesca más que rendidora y entretenida.