14 de junio de 2021

LA CORVINA NEGRA EXPLOTÓ EN MAR CHIQUITA

Los resultados obtenidos en los últimos días no sólo decretaron el comienzo de una nueva temporada, sino que además ya la convirtieron en una de las más importantes de los últimos años. Aunque el porte no es lo que predomina, la respuesta en cantidad sorprendió incluso a los más fanáticos. Elegir el sector correctamente, llevar variedad de carnadas y utilizar el plomo ideal de acuerdo a las condiciones del mar, son la columna vertebral de una de las pescas más buscadas y requeridas por los pescadores de la zona.

Desde mediados de octubre un centro de alta presión se mantuvo persistente en toda la franja central del país y -como consecuencia- el viento noreste ha sido casi una constante en el frente marítimo del sudeste de la Provincia de Buenos Aires. Esto propició, entre otras cosas, un abrupto aumento de la temperatura de agua y muy buenas condiciones de mar.

Por supuesto, la pesca acusó recibo de esto. La corvina rubia tuvo un excelente arranque de temporada, el lenguado hizo una aparición masiva en la boca de la albúfera y, en ese mismo ámbito, la corvina negra, que ya venía asomando en semanas previas, hizo una explosión en los últimos días.

Aunque el pescado de porte no es el que predomina, sí hubo cantidad, representada en su mayoría por ejemplares de entre 3 y 4 kilos y entremezclados unos cuantos que rondaron los 10 kilos. Estos excelentes resultados, sumados a que el calendario ya es propicio, nos anuncian que la temporada de las pogonias ya arrancó. Y lo bueno es que lo ha hecho en gran forma.

El lugar que por lejos está rindiendo más es la boca grande de la desembocadura y el banco que está pegado a la misma. Y el pique se viene dando ni bien arranca el repunte, más sobre el lado del banco. Y cuando comienza a entrar agua el pescado se concentra más en la boca. Luego, cuando se hace la pleamar el pique merma, pero en bajante también ha habido resultados.

Los aparejos que mejor funcionan son los clásicos armados con nylon 0,80 o 0,90 con madre de un metro aproximadamente y brazolada de entre 40 y 50 cm que arranca a 20 cm del plomo. El anzuelo más recomendable es de un 6/0 a un 8/0 de acuerdo al encarne y al pescado que está saliendo. Y las carnadas predilectas el cangrejo, la almeja y el mejillón. Debe tenerse en cuenta que la corvina negra es una especie muy selectiva y tiene sus días, con lo cual lo más recomendable es proveerse de variedad de carnadas.

Y por último es clave la elección del plomo, ya que por un lado es un ámbito que suele tener mucha correntada y, si a eso le sumamos que los días más propicios suelen ser aquellos con vientos marinos de intensidad considerable, el plomo con destrabe debe ser infaltable desde los 140 a los 180 gramos.