28 de septiembre de 2021

InfoPesca MDQ

Información de la pesca deportiva

pejerrey-laguna-de-los-padres

LAGUNA DE LOS PADRES: LA RESURRECCIÓN

Contra todos los pronósticos posibles, el pejerrey se reactivó de manera asombrosa en la Laguna de Los Padres, donde los pescadores no sólo obtuvieron excelentes resultados de costa, sino también de embarcado. El feriado largo de Pascua pareció ser testigo de la resurrección (vaya paradoja) de este espejo de agua que traía más dudas que certezas. Todos los ejemplares fueron de tamaño excelente y entremezclados aparecieron también bagres y dientudos. Hay vida en la laguna y eso es una gran noticia. GALERÍA DE IMÁGENES.

Luego de una tremenda mortandad ictícola hace unos años, el futuro de la Laguna de Los Padres parecía estar sellado. La falta de resiembra y de políticas para mantener el lugar, hicieron pensar lo peor. Para colmo de males el verano 2020-2021 reavivó la polémica con la reaparición de peces muertos. Pero a veces no hay mal que por bien no venga: quizás la pandemia COVID19, la cuarentena y la poca circulación de pescadores contribuyeron a un presente hoy impensado: la aparición masiva de pejerreyes de extraordinario porte y pelea en varios sectores de la laguna, de embarcado y de costa también.

Pese a que tiene muchísima comida (ya informamos en nuestro programa la tremenda presencia de mojarras y camarones de laguna), la especie se mostró muy activa. Algunos pescadores fueron de la partida, entre ellos un amigo de la casa y corresponsal, Pablo Diez, quien realizó capturas formidables tirando de costa en la zona del Monte de Los Judíos o de embarcado cerca de la pista de remo, a la altura de la compuerta. Otros amigos intentaron en la zona de las barrancas y desde el balconcito del Complejo “La Isla”, todos con interesante pesca.

Algunos bagres y muchos dientudos fueron de la partida, lo que refuerza y revalida la franca recuperación de este tradicional espejo marplatense. En la mayoría de los casos, la carnada predilecta fue la mojarra y en algunos casos puntuales se lograron dobletes de pejerreyes muy robustos y peleadores. Aparecieron –incluso- verdaderos “tarugos” de 43 centímetros, sobre todo cuando el viento movía un poco la laguna: el propio Pablo nos comentó que con el agua planchada el pique se ralea muchísimo y parece inexistente.

De embarcado, la acción se centró en la zona de la pista de remo, justo frente a la compuerta. Allí los “flechas de plata” entregaron un gran espectáculo, mientras los pescadores, sorprendidos, veían pasar el hermoso cardumen de carpas que no quisieron picar. La pesca se hizo a un metro, en una cancha donde la profundidad es de dos: es decir, bien a media agua. Una línea quebrada, con una boya que al medio trabaja un poco ahogada y cuya última brazolada toca apenas el fondo. Fue un combo letal que trajo muchísima esperanza a los más fanáticos y que permite pensar en que por fin, este invierno, podremos disfrutar de la tan querida Laguna de Los Padres.

Vale remarcar que aquellos pescadores que deseen realizar sus intentos, pueden hacerlo de costa en cualquier sector de la laguna (a excepción de los lugares donde está expresamente prohibido). Respecto de los recreos y complejos, “La Isla”, a cargo de Bomberos Voluntarios de Sierra de Los Padres, ofrece la oportunidad de utilizar el predio para camping y pesca de costa, y también la posibilidad de bajar los botes desde su rambla, siempre y cuando se cumplan con todos los requisitos de seguridad. Respecto del Complejo Recreativo “Islas Malvinas”, su director Carlos Croci informó que se pueden realizar intentos de costa en sectores delimitados, bajar embarcaciones propias o bien alquilar los botes que tiene a disposición en su muelle de amarre.