23 de julio de 2021
lenguado mar chiquita

LENGUADOS NAVIDEÑOS DE MAR CHIQUITA

Aunque la pesca del chato no venía del todo bien, este viernes se registraron muy buenas capturas en la zona de la boca de la albúfera, donde los más fanáticos aprovecharon los festejos navideños para hacer unos intentos. Rindió tanto del lado de Marchi como de CELPA, aunque en momentos diferentes y siempre de acuerdo a la presencia o no de algas en suspensión y a las mareas. Una buena cantidad de ejemplares, algunos de ellos cercanos a los cinco kilogramos de peso.

Con las primeras luces del día varios pescadores cruzaron y se apostaron en este tradicional pesquero. Allí tuvieron respuesta rápidamente, con la presencia de chatos de buen porte y muy activos. Y de hecho la pesca fue mucho más pareja en ese lugar, a lo largo de toda la boca. Del lado de Mar Chiquita -en cambio- tuvieron que esperar un poco más: aunque salieron algunos esporádicos, recién cerca de las 10 de la mañana comenzó a rendir bien en ese sector.

Las algas en suspensión tuvieron un papel central. Es que fue desapareciendo ni bien comenzó la corredera de agua y fue casualmente donde el pique se mantuvo más firme. La pesca estuvo entretenida y aunque muchos debieron devolver capturas de bajo portes, aparecieron los chatos buenos, algunos de ellos cercanos a los 5 kilos de peso. Lo que había un escenario ideal de lado de CELPA, a la mañana temprano, de media mañana en adelante se dio también zona de piedras donde comienza la escollera.

Mientras el agua corrió bien y el pasto disminuyó, los chatos se mostraron activos, lo que marca fundamentalmente que la especie está presente y tiene ganas de comer. Horas más tarde, con el repunte de la marea, las algas volvieron a aparecer, la historia se complicó y el pique se cortó definitivamente. No obstante, hay buenas expectativas de cara a un fin de semana que puede tener todavía más novedades para este boletín. Será cuestión de ir e intentarlo.